Mi carta de despedida para el 2018
Personal

Mi carta de despedida para el 2018

Querido 2018:

Tengo tanto que agradecerte… Tu predecesor me había tratado bien y había dejado el listón muy alto al traerme lo más importante de mi vida. Aunque haya sido imposible para ti igualar eso, debo reconocer que en líneas generales has sido un mejor año. ¡Que suerte poder decir esto!

Un año que celebrar

Comenzamos enero con buen pie celebrando el primer cumpleaños de Daniela. Fue reconfortante poder hacerlo tal y como quería, sin que el comportamiento de terceros empañara la fiesta como había ocurrido en otras ocasiones. Espero que 2019 me regale en un par de semanas una experiencia parecida.

En buena parte dependerá de mi. Si has sido un buen año, es porque han sido pocas las ocasiones en las que he permitido a alguien robarme la alegría. El 2017 lo tuvo todo para ser un año redondo, pero yo misma lo deslucí al permitir que me hicieran daño. No estaba dispuesta a que me pasara lo mismo contigo… No puedo cambiar a las personas, pero sí ser más fuerte frente a ellas.

Un año de viajes

Recuerdo con un cariño especial todas las ocasiones en las que hemos cogido las maletas para disfrutar de unos días lejos de la rutina. Nuestras vacaciones oficiales han sido en un entorno muy veraniego. En mayo nos fuimos hasta Benalmádena para disfrutar del relax de la playa. Pero la mayoría de escapadas han sido nuevamente a Madrid. Recién estrenado el año, fuimos hasta allí para conocer a la pequeña Eva.

En marzo volvimos en un viaje que había sido planeado para asistir a un evento bloguero, y que acabó convirtiéndose en un fin de semana lleno de incursiones al Primark de Gran Vía. Es importante encontrar una ventana de oportunidad en los malos momentos, y vaya si lo hicimos… ¡Lo pasamos genial durante aquellos días!

En septiembre disfrutamos de la ciudad durante cinco días. Casi he perdido la cuenta de las veces que he ido a Madrid, pero no ha sido hasta esta última en la que he aprovechado para hacer turismo como es debido. Visitamos el Palacio Real, el Congreso de los Diputados, la antigua estación de Chamberí… Daniela no recordará estas cosas, pero pronto le contaremos como corrió por todo El Retiro llamando a los patos que tanto le gustan.

Un año con nuevos retos

Has sido también el año en el que he vuelto a ser universitaria. En junio decidí realizar un máster a través de la UNED. La entrega de los primeros trabajos ya está a la vuelta de la esquina y siento algo de vértigo. Me noto desentranada… y estoy dedicando más tiempo a otras tareas que no había previsto al matricularme. Pero confío en que 2019 me de fuerzas para llevarlo todo adelante.

Pero si por algo voy a recordarte, es por ser el año en que comencé a tocar el piano. Casi toda la vida queriendo aprender y no fue hasta agosto cuando me animé a comprar un teclado. Siempre me había frenado pensando que ya era tarde para empezar con algo que requería tanta dedicación, que me faltaría constancia… Ahora puedo decir que más vale tarde que nunca. Apenas soy capaz de tocar unas pocas (y fáciles) canciones populares, y no sé si tengo las habilidades suficientes para algún día tocar algo decente. Pero el aprendizaje me hace feliz. ¿Qué más se puede pedir?

Precisamente esta nueva afición le ha robado algo de tiempo a Una madre legal. Pero el blog sigue siendo algo muy especial para mí. En octubre celebramos el que espero sea el primer aniversario de muchos. Este sitio me ha permitido conectar con gente magnífica, aprender sobre temas muy diversos, divertirme una barbaridad… Por eso seguiré aquí.

Me extiendo más de lo que esperaba y se nos hace tarde… Quiero acabar agradeciendo una vez más todo lo que más has dado. Algunas cosas están aquí y otras no, pero las hemos vivido juntos así que no hace falta enumerarlas. Ojalá 2019 nos permita a mí y a los míos seguir creciendo con salud e ilusión.

Hasta siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: Ángela Rodríguez Puppo + info
Finalidad: Envío de comunicaciones y gestión de suscripciones al blog. + info
Legitimación: Consentimiento del interesado. + info
Destinatarios: Los datos serán incorporados a una base de datos gestionada a través de los servidores de Mailchimp. + info
Derechos: Tiene derecho al acceso, rectificación y supresión de los datos, a la portabilidad de los mismos, y a la limitación u oposición a su tratamiento. + info
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad en http://unamadrelegal.com/politica-de-privacidad/