Imagen destacada de la entrada Caso Funko Pop: mentir sin ruborizarse
Personal

Caso Funko Pop: mentir sin ruborizarse

En los últimos tiempos, han sido varias las personas que han insinuado (o dicho directamente) que soy polémica en redes sociales. Yo no me identifico con ese perfil, pero entiendo perfectamente que me lo atribuyan. Me cuesta horrores ver algo que no me cuadra y pasar de largo. Por eso entro en disputas twitteras que podría evitarme, pero lo hago con gusto. Siempre me han inculcado que defender desde el respeto aquello en lo que crees no tiene nada de reprochable. Así que si esa actitud me acarrea el adjetivo de polémica, no me queda otra que aceptarlo de buen grado.

Sin embargo, me niego a admitir sin más que se me atribuyan comportamientos o palabras que no he tenido. Eso fue precisamente lo que ocurrió anoche, y por ello estoy escribiendo este post. Me desagrada que mi blog se aleje de lo que suelo publicar para tratar estos temas. Pero creo que, cuando algo así ocurre, es mejor explayarse en casa que en Twitter. Aquí no hay limitación de caracteres, ni posibilidad de borrar partes de la conversación para desvirtuarla.

Os pongo en situación…

Hace unos días, participé en un sorteo que organizaba @GadesconG en Twitter. Al día me llegan muchísimas notificaciones de sorteos, pero participo en pocos (normalmente el premio no me atrae, los pasos son muy complicados o hay cientos de participantes). La mecánica era sencilla en esta ocasión, el premio (un funko de Peter Pettigrew) me hacía gracia y, sobre todo, había muy pocos participantes por lo que la posibilidad de resultar ganadora era alta. Días después de apuntarme, revisé el número de participantes y seguía siendo bajo. Si mi memoria no me falla, el sorteo debía celebrarse el pasado 2 de diciembre.

Ayer, 5 de diciembre, me acordé de él y fui a comprobar quién había sido el agraciado. No vi ni rastro del sorteo: ninguna señal de que hubiera existido, nada del resultado y tampoco una explicación de que se hubiera cancelado. Aprovechando que tengo una relación de amistad con la mujer del organizador, le pregunté si se había producido el sorteo. A partir de aquí, es donde me cuesta encontrar explicación a algo.

Lo que dije y lo que se dice que dije

No puedo reproducir las palabras de nadie en una conversación privada. Pero si puedo mostrar las mías y lo que posteriormente se publicó en abierto.

Y eso hice. Acosté a Daniela y me puse a ver la visita de Alfred a la academia de OT. Solo vi 5 minutos y 39 segundos antes de que llegara un mensaje avisándome de que @GadesconG había publicado lo siguiente:

Voy a explicar algunos puntos

El sorteo se pospone al participar solo tres personas, sin ser ninguna de ellas yo, tras cuatro días.

El sorteo estuvo más de cuatro días activo, y desde luego que participé. No puedo demostrarlo, así que es su palabra contra la mía. ¿Pero alguien cree que conozco la mecánica, el premio, la fecha de realización y el número de participantes de un sorteo en el que no me he apuntado? ¿Y para qué? ¿Para tres días después ir a comprobar si por casualidad el sorteo no se ha llevado a cabo y puedo quejarme? De verdad, no tengo tanto tiempo libre ni una mente tan retorcida.

Estoy indignada porque se cancele el sorteo y digo que lo ocurrido es incluso denunciable.

Contestar a esto me parece absurdo después de poner las capturas de pantalla. Si creéis que ese es mi tono cuando estoy indignada por algo, es que no me habéis visto indignada nunca. Mi opinión es que los primeros mensajes no son para nada de indignación, y los últimos son más bien de alguien que se está viendo venir el percal. Pero bueno, admito que es difícil medir la indignación y por ello dejo este punto a la valoración subjetiva de cada persona.

Lo que nadie me puede discutir es que en ningún momento digo que lo ocurrido es incluso denunciable. ¡Ni siquiera lo insinúo! Y esto sí que me molesta especialmente. Soy abogada. Me he pasado 7 años (y los que me quedan) aprendiendo lo importante que es el respeto a la justicia y a los tribunales. Jamás enarbolaría nuestras leyes en una chorrada como esta. Si lo hiciera, solo estaría demostrando una tremenda ineptitud al creer que estos hechos son constitutivos de delito (el Caso Funko Pop, me parto solo de pensarlo).

No sé que se pretende al atribuirme públicamente esa frase. ¿Transmitir la idea de que voy amedrentando a la gente escudándome en mi profesión? ¿O él mismo se ha dado cuenta de lo ridículo que sería decir algo semejante y ha querido dejarme por tonta? Sea cual sea la causa, lo que está claro es que se lo ha inventado.

Lo dejo de seguir por un Funko Pop

Si alguien quiere creer que he dejado de seguir a este usuario por razones materiales, o está predispuesto a no entender mis motivos o es muy corto de miras. Gades me recrimina en otros tweets no haber hablado con él directamente y sí tratar el tema con terceros. Para mí esa es una prueba más de que el muñeco me es indiferente.

Habitualmente, cuando creo que se ha actuado de una manera que considero inadecuada, le pido públicamente a la persona afectada que me aclare la cuestión. Una vez recibidas o no dichas explicaciones, actuó de la forma que considero oportuna. En este caso, sospechando que el sorteo se había cancelado sin previo aviso, no me pareció oportuno tratar la cuestión en público por deferencia a su mujer.

Al obtener la confirmación de lo ocurrido, consideré que dejar de seguir al organizador del sorteo era suficiente. Yo me quedaba satisfecha al sentir que no me había traicionado mirando hacia otro lado y le evitaba un mal rato a una compañera. ¿Que pregunté en un grupo donde somos varias amigas? Sí. No me pareció inadecuado teniendo en cuenta que en ese grupo se han tratado otros temas semejantes.

Y hasta aquí las explicaciones

Creo que he respondido a todo lo que quería. Me decía ayer Gades que esperaba mis excusas con ansias. Me temo que se quedara con las ganas. No tengo absolutamente nada de lo que excusarme. No soy yo quien ha eliminado un sorteo con participantes sin ninguna explicación para evitar tener que entregar el premio. Tampoco he llevado este tema a las redes sociales para intentar desprestigiar a nadie. Y no he publicado tweets atribuyéndole frases que no ha dicho. En definitiva, no he hecho lo que él.

Poco más tengo que decir. A partir de aquí, quien quiera seguir hablando que lo haga. No voy a entrar en ningún tipo de confrontación. Gracias a Dios, tengo muchísimas cosas interesantes en las que invertir mi tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: Ángela Rodríguez Puppo + info
Finalidad: Envío de comunicaciones y gestión de suscripciones al blog. + info
Legitimación: Consentimiento del interesado. + info
Destinatarios: Los datos serán incorporados a una base de datos gestionada a través de los servidores de Mailchimp. + info
Derechos: Tiene derecho al acceso, rectificación y supresión de los datos, a la portabilidad de los mismos, y a la limitación u oposición a su tratamiento. + info
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad en http://unamadrelegal.com/politica-de-privacidad/