Buscando calzado infantil de calidad para el colegio
Colaboraciones

¿Buscando calzado infantil adecuado para el colegio?

He comentado en alguna ocasión que me gusta tener las cosas organizadas con bastante antelación. En mayo nos vamos de vacaciones, y todo lo que Daniela necesita para esos días está comprado desde hace más de un mes. Ahora mi mente está puesta en septiembre y su entrada en la guardería. La documentación para su admisión ya está preparada a la espera de ser presentada el próximo 1 de abril, las sudaderas y los pantalones han ido desplazando del armario a los vestidos… pero la elección del zapato adecuado sigue pendiente.

Eso no es algo que pueda comprar tan pronto ya que arriesgarme a no acertar con el número no es una opción. Además, sigo valorando cuál es el calzado infantil que mejor se ajusta a las necesidades de esta etapa. Puede que yo le de demasiadas vueltas a todo, pero me gusta pensar que otros padres buscan ya también calzado infantil de calidad para el colegio. Para ellos escribo este post en el que voy a compartir mis últimos descubrimientos.

¿Cómo debe ser el calzado infantil?

Durante las últimas semanas, he leído recomendaciones de profesionales sanitarios y muchos artículos sobre calzado infantil en revistas especializadas. He sacado en claro que los zapatos han de ser flexibles, ligeros y permitir al niño moverse libremente. Además, conviene que cuenten con contrafuerte en la parte posterior para mantener el talón en una posición correcta. Y deben estar fabricados con materiales transpirables para reducir el riesgo de infecciones por hongos.

Pero hay dos cosas que para mí son también importantísimas. Quiero que los zapatos que elija para mi hija sean resistentes. El calzado infantil de calidad es caro. Puede que el precio no sea muy distinto al del calzado para adultos, pero a ellos se les queda pequeño en poco tiempo. Por eso prefiero invertir en un par de zapatos de calidad que aguanten bien la temporada.

Y, por qué no decirlo, también busco que sean bonitos. Los mocasines de niña para el colegio siempre me han gustado, es un calzado que creo reúne todas las características mencionadas en estos párrafos. Por suerte, hay tanta variedad de zapatos en el mercado que podemos garantizar la comodidad de los más pequeños sin renunciar a un diseño que encaje con nuestro estilo.

Manuela de Juan, una marca a tener en cuenta

Cuando la calidad del producto afecta directamente en el bienestar de nuestros hijos, es importante elegir marcas que nos transmitan confianza. La marca española de calzado Manuela de Juan se caracteriza por la combinación de artesanía y las últimas innovaciones tecnológicas en su proceso de producción. Sus zapatos están fabricados con piel de calidad premium. Y es imposible no encontrar un modelo que nos guste entre sus variados diseños.

Espero que esta recomendación pueda serviros de ayuda si estáis buscando zapatos adecuados para la época escolar. Y si ya sois ‘expertos’ en el tema, os invito a compartir vuestros conocimientos en comentarios.

¿Qué valoráis a la hora de elegir los zapatos de vuestros hijos? ¿Cuáles son las marcas de calzado infantil que más os gustan? Seguiré valorando opciones hasta septiembre, por lo que me encantaría leer vuestras opiniones.

Pijamas divertidos para los más pequeños
Colaboraciones

Pijamas divertidos para los más pequeños de la casa

Las mujeres de esta casa tenemos un lado infantil que no deseamos perder por nada del mundo. Esa faceta se refleja con frecuencia en los complementos que usamos (tazas de personajes Disney, bolsos de Minnie Mouse, camisetas con motivos infantiles, etc.). Si a las adultas nos cuesta resistirnos a estos productos, os podéis imaginar las cosas de este tipo que tiene mi hija.

Pijamas divertidos para todos los gustos

Daniela cada vez es menos bebé y esa evolución se nota también en sus pijamas. Los tonos pastel y estampados sencillos están dejando paso a la cara del monstruo de las galletas sobre un fondo azul eléctrico.  Con lo que os contaba en el parrafo anterior, a nadie puede sorprenderle que esté pensando en comprarle algún pijama divertido para estar por casa.

Tenía en mente comprar pijamas de panda para Daniela y para mí. Cuando empecé a buscar, me di cuenta de que la variedad de pijamas de animales era tan grande que elegir uno no resultaba nada fácil. Gatos, vacas, osos, tigres, pingüinos… Se pueden encontrar pijamas divertidos de toda la fauna. Envidio especialmente el pijama de cerdo que tiene una de mis primas. Las dos compartimos fascinación por ese animal, y la primera vez que la vi con esa prenda supe que acabaría teniendo una igual.

Pero no es la única opción que barajo. ¿Quién no conoce los famosos pijamas de unicornio? Esta criatura mitológica está en todas partes. Hace unos años se puso de moda y no parece que la gente vaya a cansarse de ellos pronto. Lo cierto es que son adorables, y los pijamas inspirados en ellos llaman mucho la atención. Los colores empleados en muchos de ellos son una auténtica maravilla.

Los pijamas de personajes de Disney o Marvel son otro clásico. Hay un catalogo tan grande que en los pasados carnavales se veían pijamas de este tipo cada dos por tres. Suelen ser más baratos que un disfraz, dan bastante el pego y luego hacen el apaño en casa. Todo son ventajas si nuestros hijos se obsesionan con el dibujo animado de turno.

Algo más que un diseño bonito

Es innegable que el punto fuerte de estas prendas es la estética, pero no debemos obviar otros factores a la hora de elegir una de ellas. Un pijama debe ser cómodo, sobre todo cuando va a ponérselo un bebé o un niño. Durante los primeros meses de vida, el bebé pasa gran parte del día durmiendo. Y una vez que comience a caminar, no parará quieto un solo segundo. En ambos casos es importantísimo que vistan prendas cómodas que les permitan moverse con libertad.

Otro aspecto al que hay que prestar atención es el tipo de tejido usado para su confección. No todas las telas son adecuadas para cualquier época del año, por lo que habrá que estar atentos en el momento de la compra para elegir un pijama acorde a la estación en que vamos a darle uso.

Es necesario también que el tejido sea de calidad si vuestros planes son usar el pijama a diario. Los niños se ensucian con facilidad, así que la prenda visitará con frecuencia la lavadora. Es recomendable invertir algunos euros más si queremos que no se deteriore en pocas semanas. Además, no hay que olvidar que la tela estará en contacto directo con su piel (mucho más delicada que la de los adultos).

Y con estas sencillas recomendaciones. cierro el post esperando que os haya entretenido. ¿Vosotros también tenéis un lado infantil al que no queréis renunciar? ¿Tenéis algún pijama de este tipo? ¿Os gustan para los más pequeños?

Cómo elegir una colonia de bebé
Colaboraciones

Cómo elegir una colonia de bebé

Mi hija ha llegado a la etapa de la imitación. Reproduce todo lo que ve a su alrededor (palabras, gestos, acciones, etc). No me di cuenta de todo lo que eso implicaba hasta que tuve que hacer pequeños ajustes en mi rutina. Un gesto tan sencillo como echarme colonia se convirtió hace una semana en una pequeña batalla. Daniela quería usar la misma y no conseguí que entendiera que ese producto no era adecuado para ella. Al día siguiente vacié el bote y lo rellené con su colonia. Me costó mucho elegir una colonia de bebé como para que una rabieta eche al traste mi decisión.

¿Qué es importante en una colonia de bebé?

La elección de los productos de higiene para el bebé es muy importante. Su piel es mucho más sensible que la de los adultos y debe ser tratada con mucho mimo. Por eso eso es importante tener algunas cosas en cuenta a la hora de elegir una colonia de bebé. En este post quiero hablaros de las caracteristicas que considero imprescindibles en una buena colonia de bebé.

Que no contenga alcohol y sea hipoalergénica

Mientras preparaba la canastilla de mi hija, tenía claro que añadiría una colonia de bebé sin alcohol. Esta sustancia es muy agresiva para la piel de los más pequeños. La reseca e irrita, y puede causar además escozor si entra en contacto con los ojos. Es importante también leer la etiqueta del producto para comprobar que no contiene sustancias alergénicas.

Incluso eligiendo una colonia que cumpla con estas condiciones, no es conveniente usar el producto a diario. Tampoco se recomienda aplicarlo directamente sobre la piel o el pelo del bebé. Poner un poco de colonia en la ropa es más que suficiente para percibir el olor durante días (salvo escape o regurgitación, la ropa de un recien nacido a penas se ensucia).

Que tenga un aroma suave y fresco

No hay nada escrito en cuestión de gustos, pero me parece impensable usar aromas empalagosos o excesivamente pesados con un bebé. Durante los primeros meses de vida, los bebés huelen de maravilla sin necesidad de colonias o cremas. El uso de estos productos es casi un disfrute para los padres. No hay razón para usar fragancias fuertes que enmascaren su olor natural.

Además, el sentido del olfato es importantísimo para un recién nacido. El olor le ayuda a reconocer a su madre, por lo que ambos deberían prescindir de perfumes fuertes que afecten a dicho reconocimiento durante las primeras semanas. Sentir a una madre cerca aporta una seguridad increíble, así que la colonia puede esperar.

Que sea de una marca de confianza

Una marca reconocible por todos no garantiza por si misma la calidad del producto. Pero he querido incluir este punto porque, en lo relativo a la higiene del bebé, siempre he elegido marcas especializadas con una trayectoria importante en el sector. Me transmite confianza saber que una empresa lleva años investigando para encontrar las mejores fórmulas.

Espero que estos sencillos consejos puedan serviros de ayuda si estáis eligiendo una colonia para vuestros bebés. Y si creéis que me he olvidado de algo, me gustaría leer vuestras opiniones. ¿Qué tuvistéis en cuenta a la hora de decantaros por una u otra? ¿Cuándo empezasteis a usarla? ¿Qué experiencia habéis tenido?