Imagen destacada de ka ebtreda La infertilidad no es un juego
Reproducción asistida

La infertilidad no es un juego… ¿queda claro?

Hoy me siento a escribir con un doble propósito. Por una parte, pretendo descargar sobre estas líneas una parte del enfado que la situación que voy a describir a continuación me ha causado. Y por otro lado, me gustaría que esta entrada sirviera para evitar el daño que se puede causar a otras infértiles que tengan la mala suerte de acabar en el lugar equivocado al buscar información. Si algo tenemos claro los que hemos sido padres por reproducción asistida, es que la infertilidad no es un juego.

Os pongo en situación

Desde hace algún tiempo, venía intercambiando algunos tweets con una chica que en teoría se está sometiendo a tratamientos de reproducción asistida. A raíz de uno de ellos, me pidió que le aclarase algo por privado y así lo hice. A partir de ese día, mantuvimos una comunicación intermitente por medio de mensajes directos (siempre promovida por ella). Ahora esos mensajes adquieren otra perspectiva, pero en aquellos momentos me parecían preguntas propias de alguien que no tiene ni pajolera idea de reproducción asistida y necesita que le expliquen las cosas varías personas y varias veces.

El pasado lunes me preguntó si había algún medio por el que pudiéramos tener un contacto más estrecho para plantearme sus dudas y curiosidades. Le ofrecí comunicación por Instagram y correo electrónico porque son las dos herramientas que más uso durante el día. Le dije también que no tenía problemas en hablar por WhatsApp, pero que allí contestaba de higos a brevas (los que me conocéis personalmente sabéis que no miento). Ella prefirió esta última opción. Me pareció bien. Durante el tiempo que estuve sometiéndome a tratamientos, compartí mi historia con muchas chicas por ese medio y me he llevado buenas amistades.

Los conversación fue entonces más fluida. No voy a dar detalles demasiados reconocibles porque confío en que, tras haber sido cuestionada por varias personas, se abstenga de continuar con su actitud. Pero os diré que a casi todas las dudas que me planteó les había dado respuesta en mi post ¿Test de embarazo antes de la beta? Cosas a tener en cuenta. El problema estaba en que no parecía receptiva a los consejos que otras mujeres le estábamos dando con nuestra mejor intención.

La cuestión es que, a medida que hablábamos más, los detalles de su historia cada vez me cuadraban menos. Empecé a no creérmela. Mi sensación era que atacaba precisamente a quienes intentábamos ayudarla. Pero lo que me hizo pensar ‘hasta aquí hemos llegado’ fue sentir que se podía frivolizar con algo tan serio como el aborto bioquímico. Yo sufrí uno y no me gusta que se difundan a sabiendas ideas erróneas sobre el tema. Corté la comunicación con un mensaje respetuoso y empático, pero muy directo. Ese mensaje tuvo respuesta a modo de audio que aún no he escuchado ni escucharé.

Creía cerrado el libro. Pero la noche del sábado descubrí en Twitter que está chica tiene un canal en YouTube sobre fertilidad en el que niega estar en tratamiento o desear ser madre. Me quedé planchada. Para empezar porque, cómo he dicho antes, está chica no parece controlar en absoluto temas de reproducción asistida. Yo no he podido comprobar que decía en sus vídeos (he intentado acceder a alguno y estaba borrado), pero otras chicas me dicen que no era información rigurosa y las creo. Y segundo, porque me parece inaceptable este doble juego en redes sociales.

La infertilidad no es un juego

No estoy juzgando, si es el caso, que una mujer decida llevar su búsqueda de embarazo en secreto. Yo misma en este blog he dicho que no voy a contar todos los detalles de mi proceso de reproducción asistida. Todos los pacientes tienen derecho a decidir qué quieren compartir, si prefieren ocultar los tratamientos de fertilidad, etc. Pero mentir a quienes intentan ayudarte jamás está justificado.

Hablar de infertilidad da visitas. Muchas personas buscan información cuando descubren que tienen problemas para concebir y deciden embarcarse en el desconocido mundo de la reproducción asistida. Puedo entender que una persona que tiene un canal decida hablar del tema sin revelar sus circunstancias personales. Pero si a la vez tienes una cuenta de Twitter donde participas asiduamente en un grupo de apoyo, la verdad debería ir por delante.

¿Qué puede pasar si no es así? Pues que pensemos que te has inventado una historia rocambolesca para conseguir material. Empiezo a pensar que todas esas dudas y curiosidades pueden ser una forma de obtener información para los vídeos. Total, es más fácil que un par de chicas te cuenten de que va un tema a pasarte horas buceando en Google.

Somos muchas las chicas que hablamos de reproducción asistida sin ser especialistas sobre el tema. Lo hacemos porque creemos que hay que darle visibilidad a la Infertilidad y porque sentimos que compartir nuestra experiencia puede ayudar a otras mujeres en situaciones parecidas. Algunas cuentan su historia, otras intentamos aconsejar desde la perspectiva de un paciente que ya ha pasado por ahí… Pero si algo tenemos en común es que todas intentamos ser lo más rigurosas posible con todo lo que publicamos.

Somos conscientes de toda la desinformación que hay respecto a reproducción asistida y lo que menos queremos es contribuir a ella. No me entra en la cabeza que alguien que está pasando por este tipo de tratamientos, y sabe todo lo que implican, de lugar a estas historias. Pero prefiero pensar que este es el caso. La otra posibilidad sería demasiado cruel.

Si realmente está chica no es paciente de reproducción asistida y ha estado aprovechando la buena voluntad de la gente para generar contenido en su canal, cuidado con el karma.

Imagen destacada de la entrada Vinilos infantiles para decorar una habitación
Colaboraciones

Vinilos infantiles para decorar una habitación

Durante mi embarazo, le di muchas vueltas a cómo quería que fuera la habitación de mi hija. Tenía claro que ese espacio tenía que tener una decoración acorde con la edad de quién iba a usarla, pero sin perder la sobriedad que tanto me gusta. La opción de los vinilos infantiles me parecía ideal. Era la forma más fácil de personalizar la estancia sin recargarla. Pero no tuve suerte en la búsqueda del vinilo perfecto. Las tiendas que visité apenas tenían diseños que fueran bien con la habitación de un bebé. Y de los que había, ninguno consiguió llamar mi atención.

Acabé desechando la idea con mucha pena porque suponía renuncias a las ventajas que este producto ofrece (fácil y rápida colocación, posibilidad de reemplazarlo cada cierto tiempo sin asumir un gran coste económico, etc.). Si entonces me hubiera cruzado con la colección de vinilos infantiles de Vinilvip, me hubiera hecho con uno de ellos sin pensarlo. Esta tienda online cuenta con vinilos originales creados por su agencia de diseño gráfico que encantarán a padres y niños. Pero también cuentan con una colección de vinilos personalizables para aquellos que quieran añadir un toque único a la decoración.

Mis vinilos infantiles preferidos

Mi vinilo infantil favorito del catálogo de Vinilvip es probablemente el de la niña sentada sobre una pila de libros con una ninfa revoloteando a su alrededor y el osito de peluche apoyado en el suelo. Todos los detalles me parecen adorables. Ya os he contado alguna vez la importancia que le doy a inculcar el hábito de la lectura a mi hija, así que cualquier detalle que favorezca ese propósito es bienvenido. Supongo que por eso este vinilo me encanta.

Vinilos infantiles Vinilvip 1
Fuente: vinilvip.es

Otro vinilo infantil que me gusta mucho es el de la niña de puntillas que apunta con su mano a las estrellas. Me transmite ilusión, curiosidad y libertad. Ninguna de estas tres cosas debería faltar en la vida de un niño. Por las mismas razones, escogería también el vinilo con la frase `sigue tu estrella´ rodeada de planetas y estrellitas. ¡Ellos pueden llegar donde se propongan!

Vinilos infantiles Vinilvip 2
Fuente: vinilvip.es

Y, por último, destacaría el vinilo de superhéroes volando sobre la silueta de Madrid. Era imposible dejarlo fuera de esta selección con lo que me gusta esa ciudad. Tiene un diseño muy divertido y, además, este vinilo es personalizable con dos nombres. Eso lo hace perfecto para decorar una habitación compartida por hermanos.

Un vinilo para cada persona

Estos son mis vinilos infantiles favoritos, pero en la web de Vinilvip hay muchos otros diseños igual de chulos. Seguro que podéis encontrar el que encaje con vosotros. Incluso los apasionados del motor tienen una colección propia donde elegir. Una vez que os hayáis decidido, solo tenéis que seleccionar el color en el que queréis el vinilo e introducir los campos personalizables.

Espero que el post os haya resultado interesante. Yo he apuntado ya esta página. Cuando llegue el momento de redecorar la habitación de Daniela, tendré esta opción en cuenta para quitarme la espinita del vinilo.

¿Vosotros habéis decorado alguna habitación con un vinilo? ¿Os parecen una buena opción? ¿Os gustan los diseños que yo hubiera elegido?

Imagen destacada de ka entrada Ser madre universitaria es mi próximo reto
Uncategorized

Ser madre universitaria es mi próximo reto

Siempre estoy buscando cosas que hacer e imaginando nuevos proyectos. No puedo ponerlos todos en marcha porque, como nos ocurre a la mayoría, estoy limitada por mis circunstancias personales. Ya me gustaría a mí tener más tiempo, salud y dinero… Pero siempre que las condiciones son favorables, intentó llevar a cabo mis planes. Ahora me he propuesto ser madre universitaria. Confieso que no estoy convencida al cien por cien de que salga bien, pero hay que intentarlo.

¿Por qué volver a estudiar ahora?

La idea de volver a la universidad me ronda prácticamente desde que salí de ella. Desde entonces, tengo un sueño recurrente en el que me quedan asignaturas por aprobar para obtener la carrera. Es un sueño tan vivo que al despertar tengo que dedicar unos minutos a convencerme de que tengo completados mis estudios. Una compañera de trabajo me dijo una vez que este sueño puede indicar que no se ha cerrado ese capítulo.

Lo cierto es que siempre he pensado que uno no acaba nunca con su formación académica. Hay tantas cosas interesantes por aprender… Pero sí sentía que había cumplido con la Universidad. Tengo dos licenciaturas y un máster que me costaron siete años conseguir. Durante ese tiempo, asistí a clase en jornadas que llegaban a alcanzar las trece horas, me matriculé en más de cien créditos por año, arriesgué mi vida aplazando una operación con tal de licenciarme en la convocatoria ordinaria, comencé el máster en plena recuperación llevando como complemento estrella un collarín… Pero ahora no estoy dispuesta a nada de eso.

Mi momento vital es muy distinto. No puedo, ni me apetece, estar sujeta a los horarios de una universidad tradicional. Por tanto, si quería volver a estudiar, solo me quedaba la opción de la universidad a distancia. No conocía prácticamente a nadie a quien pedir referencias, y no estaba segura de tener la constancia necesaria para este tipo de formación. Pero empecé a buscar información.

¿Qué y cómo estudiar?

Me planteé comenzar el Grado en Historia del Arte tras consultar los estudios ofertados por la UNED, pero acabé descartando la idea. Sólo puedo cursar unas pocas asignaturas al año, por lo que completar un programa de esa envergadura me llevaría una década. Me pasé entonces a los estudios de máster. Encontré uno relacionado con mi formación y de una mis especialidades favoritas. Sin pensarlo más, solicité la admisión en el Máster Universitario en Derecho de Familia y Sistemas Hereditarios. Aunque la UNED me dijo que las solicitudes se resolverían en septiembre, a mediados de julio me comunicaron que había sido admitida y tenía diez días para matricularme.

Solo lo he hecho de cinco asignaturas. Me veo incapaz de llevar más de manera satisfactoria, sobre todo ahora que también estoy dedicando tiempo a aprender a tocar el piano. Mis expectativas son aprobar estas asignaturas y el próximo año, cuando mi hija vaya a la guardería, intentar acabar el máster. Es probable que las cosas no salgan como espero, pero tampoco voy a obsesionarme más de lo necesario. Estudiar es ahora un hobby para mí, no una obligación.

¿Conseguiré buenos resultados en mi etapa como madre universitaria?

Me gusta pensar que sí. Sin duda, el tiempo disponible para estudiar cuando hay un bebé en casa no es muy grande. Incluso para mí, que cuento con ayuda constante, es difícil sacar un rato para ciertas tareas sin recortar horas de sueño. Pero todo puede conseguirse con una organización adecuada y estableciendo objetivos realistas. Si me equivoco y dentro de unos meses tengo que tragarme estas palabras, lo haré sin el menor problema.

Cómo he dicho antes, este máster lo comienzo por satisfacción personal. No tengo más presión que la que yo decida imponerme. A estas alturas no tengo nada que demostrar en lo que a estudios se refiere. Durante muchos años, lo académico ha sido mi prioridad y he cumplido con creces. Si esto acaba siendo incompatible con disfrutar de mi hija, quedará aparcado sin ningún remordimiento.

¡Deseadme suerte! Si tenéis experiencia como madre universitaria o como estudiante de la UNED, me encantará que comentéis dando todos los consejos que se os ocurran.

Imagen destacada de la entrada ¿Es extraño ver a Verdeliss en GH VIP?
Maternidad

¿Es extraño ver a Verdeliss en GH VIP?

Durante la mañana del pasado viernes, se dio a conocer que la youtuber Verdeliss participará en la próxima edición del reality show GH VIP. Me atrevo a decir que la noticia sorprendió a todas las blogueras, vlogueras e instagrammers de maternidad. Todos los concursantes anunciados hasta entonces pertenecían al universo Telecinco. El simple hecho de elegir a alguien fuera de esa órbita ya es bastante inesperado. Pero incluso pensando en influencers como aspirantes, era difícil apostar por ella. Verdeliss en GH VIP es una rareza por muchos motivos.

Su perfil no encaja con el programa

Ver a Verdeliss en GH VIP es extraño porque su perfil no encaja para nada con el programa. Ella se caracteriza por generar contenido amable y para toda la familia. Y GH VIP es probablemente la telebasura elevada a su máxima expresión. Este programa será además el que nutra de contenido a Sálvame durante los próximos tres meses. Nunca hubiera dicho que Verdeliss querría ser parte de un espacio que, entre otras lindezas, humilla a quien se ponga por delante y juega a desinformar sobre temas de salud para ganar audiencia. Uno de sus compañeros de encierro sin ir más lejos narró en Sálvame la muerte cerebral de su hermana y posterior recuperación.

Muchos dicen que la televisión era el salto natural si Verdeliss quería ampliar su público. Estoy de acuerdo, pero GH VIP no parece el programa más adecuado. En Mediaset hay varios canales con programas que encajan mucho mejor con la imagen que Estefania Unzu ha querido mostrar en su canal de YouTube. Estoy segura de que ella hubiera podido optar a alguno de ellos, pero no hubiera tenido tanta repercusión ni el mismo beneficio económico. Tampoco hubiera asumido ni la mitad de riesgos. Supongo que, valorando los pros y contras, ella prefiere la fama y la pasta. No la juzgo por ello.

Está embarazada

No creo que el embarazo sea un impedimento para entrar en Gran Hermano. Para el espectador es incluso un aliciente. ¿Veremos las ecografías? ¿Habrá bronca si no puede hacer una prueba semanal? Verdeliss no correrá riesgos en este sentido. Estará atendida en todo momento y estoy segura de que, aunque la comida escasee en la casa, ella recibirá una alimentación adecuada a su estado. Sin perjuicio de lo anterior, el embarazo es otro elemento que chirría en la entrada de Verdeliss en GH VIP.

Resulta extraño que una mujer elija pasar un trimestre de su embarazo rodeada de personajes como Angel Garó, Aramis Fuster y Oriana Marzoli. Espero que Estefi tenga nervios de acero porque, cuando esos tres se pongan a tirarse los trastos a la cabeza, la situación va a ser digna de ver. Le puede salir el bebé con un estrés postraumático del copón.

Para Verdeliss, además, el embarazo es casi un estado místico. Me sorprende que prive a su marido e hijos de vivirlo con ella. Sus seguidores correrán mejor suerte en lo que a esto respecta. Podrán ver su gestación avanzar durante las 24 horas del día, y sin cortes cuidadosamente elegidos. Me imagino a todas sus fans adolescentes suspendiendo en diciembre porque no se han despegado del canal 24 horas.

Se pierde la esencia

Puede que la entrada de Verdeliss en GH VIP refuerce su canal o que deteriore su reputación. Eso ya se verá. Pero lo que es indiscutible es que supone una pérdida de su esencia. Verdeliss triunfó porque era una madre normal. Su modelo familiar era sin duda atípico, pero ella era una madre con las mismas tareas y preocupaciones que cualquier otra. Las colaboraciones fueron llegando con el incremento de los seguidores, pero ella seguía siendo una madre normal.

Más tarde publicó un libro y lanzó una línea de ropa. Quizás esto ya no sea tan propio de una madre normal, pero ella se esforzaba en seguir pareciéndolo. De hecho, la mayoría de su contenido sigue basándose en lo cotidiano. Pero su entrada en la casa de Guadalix romperá definitivamente con esa imagen. A partir de ahora, Verdeliss será un personaje público con todas las letras. Cuando salga, si retoma el canal por donde lo ha dejado, será una famosa hablando de maternidad como tantas otras.

Esto no es malo ni mucho menos. Apuesto a que ella saldrá reforzada de GH VIP y podrá sacarle rendimiento. Pero creo que mantener la esencia de lo que te lleva a tener éxito es vital para no perder el norte. Personalmente, yo no cambiaría ser la numero uno entre las youtubers de maternidad para ser “la de GH VIP que tiene tantos niños”.

Mayor exposición que nunca para su familia

Los hijos de Verdeliss ya sufrían una exposición brutal antes de que su madre decidiera entrar en GH VIP, pero eso no es nada comparado con lo que se avecina. La televisión es el mayor escaparate que existe y esta familia estará expuesta en horario de máxima audiencia. Quiero pensar que Verdeliss ha firmado algún tipo de pacto de no agresión, o que no es consciente del daño que puede causar esa exposición tan bestia. Pero sobre todo deseo que esos niños jamás tengan que arrepentirse de las arriesgadas decisiones de sus padres.

Todos queremos ver a Verdeliss en GH VIP

Solo me queda desearle a Estefi mucha suerte. No podré ver la gala del próximo jueves, pero seguro que disfrutaré de algún trozo en diferido. Y seguiré su paso por el programa con atención. No se puede negar que hay muchísima expectación en torno a ella. ¿Podrá aguantar lejos de sus hijos? ¿Será real la imagen que nos enseña? ¿Conoceremos otra cara de Verdeliss? Fans y detractores están ansiosos por conocer las respuestas. Yo también aunque no soy una cosa ni la otra.

Y para acabar, también quiero recomendar a Estefi que encaje mejor las críticas o pase de ellas. Cualquiera de estas opciones la hará sentir mejor. De momento, no está reaccionando nada bien. Entiendo que cargue contra los medios de comunicación que dan información sesgada. Pero sus seguidores tienen todo el derecho a expresarse. No se puede desmerecer la opinión de aquellos que te han apoyado durante años y que te han llevado a donde estás. Eso de borrar comentarios críticos que no contienen faltas de respeto queda feo.

Estefi, que un seguidor te diga que está decepcionado no es motivo para decirle que no es un buen seguidor porque, si no te apoya, no te quiere. Yo me siento decepcionada por muchas personas y te aseguro que a algunos los sigo queriendo.

Imagen destacada de la entrada En la granja
Colaboraciones

En la granja

¡Ya está aquí el fresquito que anuncia la cercanía del otoño! Alguna vez he contado que el verano no me sienta nada bien, así que para mí la llegada de septiembre es motivo de celebración. Este año, además, espero la llegada del nuevo curso ilusionada por nuevos proyectos que contaré pronto. Mientras tanto, voy a hablaros de En la granja, el último libro que mi hija ha podido disfrutar gracias a la editorial SM.

Fecha con los datos principales del libro En la granja

Sinopsis

Un bonito imaginario para conocer la granja con tus personajes Disney preferidos. El gallinero, los animales, el huerto, los productos y ¡mucho más!

La colección primeros aprendizajes hará las delicias de los más pequeños. Con su formato de cartón y su tamaño, son muy manejables y los primeros lectores podrán cogerlos y pasar sus páginas fácilmente.

Mi opinión

¡Me encanta este libro! Mi hija disfruta tanto con él que lo más probable es que termine haciendome con los otros títulos de la colección (Las formas, Los colores y ¡A la mesa!). Se nota que es un libro pensado para bebés de edad similar a la suya. El texto pasa a un segundo plano para cederle todo el protagonismo a lo visual. Esto y el formato del libro, formado por gruesas hojas de cartón, lo hacen muy atractivo para los más pequeños de la casa.

La estructura de En la granja es simple. Al pasar las hojas, siempre tendremos a la izquierda una bonita estampa propia de una granja. En ella aparecerán conocidos personajes de Disney, y habrá un sencillo texto invitando al bebé a realizar alguna acción concreta. En la página de la izquierda, podremos ver los principales elementos de la granja que han formado parte de la escena anterior. El dibujo estará acompañado del nombre del objeto.

Muestra del libro En la granja

Las ilustraciones son inmejorables. Los colores vivos son ideales para llamar la atención de los bebés. Al estar presentes los elementos destacados en el paisaje, podrán además establecer relaciones entre imagen, nombre y contexto. Este detalle me parece perfecto teniendo en cuenta que estos libros pretenden ser educativos a la vez que entretienen.

Por todo lo dicho, recomiendo En la granja a todos aquellos que estéis buscando un libro para un bebé menor de dos años. Yo he caido en el error de comprar solo cuentos más complejos para Daniela. Pensaba que el momento de que ella manipulara sus propios libros aun no había llegado. Ahora me doy cuenta de que pasar las páginas es una parte de la lectura de la que no podemos privar a los más pequeños, sobre todo cuando hay materiales especialmente diseñados para ellos.

Imagen destacada de la entrada ¿Test de embarazo antes de la beta?
Reproducción asistida

¿Test de embarazo antes de la beta? Cosas a tener en cuenta

Volvemos a hablar de reproducción asistida tras unos meses sin tratar el tema, y lo hacemos para responder a una pregunta muy frecuente. ¿Conviene hacer un test de embarazo antes de la beta? La betaespera es uno de los momentos más estresantes de cualquier tratamiento. Cuando estamos ansiosos por conocer el resultado, los tests caseros que anuncian la detección temprana del embarazo se presentan como una alternativa muy atractiva. Esperar pacientemente el día señalado por la clínica para el análisis de sangre es un acto heroico en esas circunstancias.

Lo ideal es esperar a la beta

La recomendación oficial siempre es esperar a la beta. La cuantificación de la hormona β-hCG en sangre aporta mucha más información de cara a predecir si un embarazo es evolutivo. Aguantar hasta ese momento para conocer el resultado del tratamiento evitará que pasemos malos ratos innecesarios o que nos creemos falsas ilusiones.

Yo nunca aguanté aunque sabía esto. Odiaba las llamadas en las que la clínica de fertilidad comunica algún resultado. En la primera que recibí, me dijeron que tenía que retrasar mi primer tratamiento. El palo fue tan grande que me costó aguantar las lágrimas. Entonces decidí que esperaría esas llamadas sabiendo el resultado siempre que fuera posible.

Las llamadas continuaron siendo un trago que me hubiera gustado evitar, pero me afectaban mucho menos al haber digerido las noticias en casa. Por eso defiendo los tests de embarazo caseros cuando su uso contribuye a reducir la ansiedad de la paciente.

Cosas a tener en cuenta si se hace un test de embarazo antes de la beta

Si eres de esas mujeres que han decidido realizar un test de embarazo antes de la beta, hay algunas cosas que debes tener en cuenta para evitar que la jugada se vuelva en contra y acabes con más ansiedad de la que tenías.

Falsos positivos y falsos negativos

El funcionamiento de los tests de embarazo caseros es muy simple. Para que den positivo tienen que detectar la hormona gonadotropina coriónica humana (HCG) que, salvo poquísimas excepciones, solo está presente en el cuerpo de la mujer durante el embarazo. A pesar de esto, hay mujeres que no se fían al cien por cien del resultado. ¿Pueden estos test dar un resultado erróneo?

Los falsos negativos existen y son muy frecuentes. Se deben normalmente a la realización muy temprana del test. Si aún faltan demasiados días para la beta (o para la fecha en que debería bajar la regla), el consejo es esperar un par de días y volver a realizar el test. Sin embargo, los falsos positivos no existen en condiciones normales. En varios portales he leído que algunos casos de falso positivo son los embarazos bioquímicos, ectópicos, anaembrionarios y molares. No estoy para nada de acuerdo. En esos casos el test no ha fallado. El positivo es real aunque el embarazo no sea viable.

Pero sí que hay un caso de falso positivo bastante común entre las mujeres que nos hemos sometido a un tratamiento de reproducción asistida. Algunos medicamentos usados en estos tratamientos contienen hormona HCG. El test la detectará y dará un falso positivo si lo realizamos antes de que nuestro cuerpo haya eliminado la medicación por completo. Mi primer test de embarazo fue un falso positivo debido al Ovitrelle que me había inyectado trece días antes. Tened cuidado con esto porque muchos os dirán que la medicación desaparece en 10 días, pero cada cuerpo es un mundo. Hay que tomar con cautela los positivos débiles tras haber usado medicación de este tipo.

Seguir las instrucciones al pie de la letra

Cada test de embarazo tiene unas instrucciones concretas sobre cómo realizarlo y leerlo que hay seguir al pie de la letra. Si la marca dice que el resultado aparece antes de 10 minutos, no conviene mirar el test pasado ese tiempo. Con el paso de los minutos, en el mismo lugar donde lo haría el positivo, puede aparecer una sombra grisácea que lleva a confusión. Es la llamada línea de evaporación. Nunca me he cruzado con una, pero son muy frecuentes en algunas marcas.

Si no se seguimos este consejo y vemos aparecer una línea pasado el tiempo señalado en las instrucciones, lo mejor es desechar el test y realizar otro más tarde. Pero pasar horas inspeccionando el test no sirve para nada. Bueno, sirve para volvernos locas. Ese test no nos dirá si estamos embarazadas. Tampoco lo harán con seguridad las personas a las que les pasemos una foto de él. No, no lo harán aunque hayamos pasado la foto a negativo. Así que lo mejor es no malgastar energía en cualquiera de esas acciones.

Mención especial merecen en este punto los test de embarazos digitales. Si algo bueno tienen, es que el resultado no deja lugar a la interpretación. En la pantalla aparece un mensaje claro: embarazada o no embarazada. Pues es más común de lo que parece que, sobre todo cuando el resultado es negativo, las mujeres desmonten el test para mirar las tiras que hay en el interior. Y si en ellas aparecen dos líneas, dudan de lo que han leído en la pantalla. Esto es un error. No sabemos exactamente cómo funcionan los test digitales, pero están diseñados para dar el resultado de una manera concreta. Y solo así deben usarse si no queremos albergar falsas esperanzas.

No intentar predecir el crecimiento de la beta

Los test de embarazo caseros son muy útiles para saber si hay gestación, pero no sirven para predecir el crecimiento de la beta. Es cierto que a medida que los niveles de β-hCG aumentan, las lineas de los test se oscurecen. Pero esto no es nada fiable. La concentración de esta hormona en orina puede variar dependiendo del momento del día, de lo que se haya bebido, etc. Así que usar este método para saber si la beta crece puede traernos más de un quebradero de cabeza innecesario.

Las semanas que aparecen en los tests de embarazo digitales tampoco son fiables para predecir el crecimiento de la beta por las mismas razones. Una buena amiga se hizo dos tests digitales para ver la progresión de las semanas. En el tercero hubo un retroceso y se asustó muchísimo pensando que la beta estaba bajando. Esa misma tarde fue a hacerse un análisis de sangre y los valores eran buenísimos. Tanto que sus mellizos han cumplido ya los ocho meses.

¿Y si el test de embarazo no ayuda?

Si habéis caído en la tentación de los test de embarazo caseros y ahora tenéis más ansiedad que antes, mi consejo es que hagáis lo mismo que mi amiga. El precio de una beta es casi el mismo que el de los test de embarazo digitales y ya son muchos los laboratorios que entregan el resultado el mismo día. Esto no es lo ideal. Como hemos dicho al principio, lo mejor es ser capaz de esperar al día fijado por la clínica. Pero no seré yo quien os diga que hacer lo contrario es imperdonable.

Y vosotras, ¿tenéis alguna anécdota con los tests de embarazo caseros? ¿Os habéis obsesionado con ellos? Yo confieso que llegué a hacer más de 30 en cada transferencia. Eso sí que era una locura. ¿Habéis sido capaces de aguantar hasta la beta?

Imagen destacada de ¿Se juzga a las madres que llevan a sus hijos a la guardería?
Maternidad

¿Se juzga a las madres que llevan a sus hijos a la guardería?

Septiembre es, junto a enero, el mes de los comienzos por excelencia. No hay mejor momento para fijarse objetivos. Tenemos nueve meses por delante para trabajar en alcanzarlos antes de que la desgana veraniega nos atrape. Para muchos bebés el día hoy significa también el comienzo de una etapa importante, la de la guardería. Desde hace semanas, muchas mujeres me han preguntado si llevaría a mi hija a una este año. Me sorprende que, al decir que no, las madres que sí llevaran a sus hijos han comenzado a justificarse. ¿Por qué lo hacen? ¿Se sienten juzgadas?

¿Por qué no llevo a mi hija a la guardería?

Mi hija aún no ha pisado una guardería. He tenido la suerte de contar con la ayuda de mi madre, que se ha encargado de la pequeña mientras yo trabajaba. Si no hubiera tenido ese apoyo, habría delegado el cuidado de mi hija en un centro de ese tipo sin pensarlo dos veces. Así que la principal razón para no llevar a mi hija a una guardería es que no he necesitado hacerlo.

Daniela nació además en enero. No entrará en el colegio hasta los casi cuatro años. No me apetece matricularla en una guardería siendo tan pequeña cuando va a tener tiempo de sobra para vivir esa experiencia. Mi plan es que vaya a una a partir de septiembre de 2019. Solo asistirá un año. Ese tiempo es, a mi juicio, suficiente para disfrutar de todas las ventajas de estos centros sin el inconveniente de exponerla a virus siendo demasiado vulnerable.

Las guarderías tienen ventajas e inconvenientes

La decisión de llevar a un hijo a la guardería tiene ventajas e inconvenientes. La guardería es el mejor lugar para que los bebés se relacionen entre si. Allí juegan y se divierten en un entorno seguro (o todo lo seguro que puede ser un recinto lleno de niños). Entre los aspectos negativos, destaca el número de veces que enferma un niño que acude a guardería respecto a uno que no.

Muchos padres ni siquiera pueden pararse a valorar estas cuestiones. Matricular a sus hijos en una guardería es la única opción cuando tienen que reincorporarse al trabajo. Para otros, en cambio, utilizar los servicios de estos centros es una elección. Ellos han aceptado los contras porque los pros pesan más en su balanza. Estos últimos son los que acaparan las críticas de aquellos que opinan que nadie debería llevar a su hijo a la guardería salvo que sea estrictamente necesario.

Me imagino que esas opiniones son las que provocan las justificaciones de las que hablaba en el primer párrafo. Demasiadas madres se sienten obligadas a explicar una decisión que solo incumbe a ellas, a sus parejas y a sus hijos. Se sienten juzgadas por no poder o querer dedicarse completamente a su faceta como madres. ¿Pero es eso algo que merezca reprobación?

Llevar a un hijo a la guardería no es mandarlo a la guerra

Muchos profesionales defienden que, siempre que sea posible, lo mejor es que un bebé pase los primeros años de su vida en casa rodeado de su familia. No tengo los conocimientos necesarios para rebatir esa información. Si ellos lo dicen, lo doy por bueno. Pero que la crianza en casa sea mejor, no significa que debamos demonizar las guarderías. Todos sabemos, por ejemplo, que la lactancia materna es lo mejor y no por ello se puede juzgar a la madre que opta por la lactancia artificial, ¿verdad?

Llevar a un hijo a la guardería no es mandarlo a la guerra. En estos centros los pequeños están bien cuidados y atendidos. Si una madre decide usarlos, aunque no lo necesite, no está perjudicando gravemente a su hijo. Nadie debe cuestionar su decisión, y mucho menos insinuar que es peor madre que otra. Esa idea de que la mujer debe aparcar toda su vida para dedicarse en cuerpo y alma a la crianza de los niños está ya muy desfasada.

Esas madres que han sentido la necesidad de darme explicaciones sin haberlas pedido pueden estar tranquilas. No seré yo quien mire con lupa su comportamiento para criticarlas. Da igual si han recurrido a las guarderías porque estén estudiando o buscando trabajo, porque su bebé sea de alta demanda y necesiten descansar o simplemente porque les apetece disfrutar de unas horas sin hijos.

¿Soy la única que ha vivido este tipo de situaciones? Las que lleváis a vuestros hijos a la guardería, ¿os habéis sentido juzgadas alguna vez? Me encantaría leer vuestras experiencias.